Tengo que reconocer que no soy una persona muy creyente, aunque he sido educada y criada en colegios religiosos, en casa no practicábamos nada de religión, pero estos meses tan duros, desde bien temprano por no decir desde el primer día de la noticia, no hacía más que rezar, ir a misa ( si yo! Ir a misa, el primer día que entre en la capilla del hospital que estaba a tomar por culo… super escondida no entiendo por qué la ponen tan lejos..) me senté delante , ahí delante en el primer banco, estaba sola y dije en voz alta: hola ! Soy yo la que te habla por las noches, la que te suplica cuando voy conduciendo en el coche, la que últimamente te habla en cualquier momento, no se que hago aquí pero necesito que me ayudes, por qué si cabe cualquier esperanza de vida me voy a aferrar a ella.

E incluso cuando algo salía bien, una mejoría le daba las gracias a Dios por seguir a mi lado, ( por qué yo le había abandonado pero el no a mi), tengo que decir que al llegar su momento me pregunté si algo malo había hecho para que me arrebatara de mi lado alguien tan importante en mi vida y me cabree, pero ahora entiendo y quiero entender que me dejo, nos dejó todo este tiempo para hacerle ver lo mucho que le queríamos, que es un amor que no se puede explicar, todavía a fecha de hoy he seguido rezando a mi forma, por si realmente hay quien que me escucha ahí arriba, pero te sienta bien el pensar que alguien te está escuchando de alguna manera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s